martes, 1 de abril de 2008

¿Adios a Dios?

"No tomarás el nombre de Dios en vano"... ¡y peor luego de cada comida! Un debate estéril y apasionado, el de incluir o no, el nombre de Dios en la Carta Magna. ¡Como si Él necesitara que le pongan de padrino por escrito para proteger o no a este país que sufre inundaciones, erupciones y mil y un calamidades, pese a la constitución que desde el 98 ya lo invoca!
Si en la Constitución va a constar el nombre de Dios ¿en la Ley de Tránsito debería constar el de San Antonio? Y en la Ley de Carrera Administrativa ¿por qué no el del Hermano Miguel? Así estaríamos garantizados y protegidos. Personalmente me parece absurdo.
Es por eso que imagino que a Dios no le hará ninguna gracia constar en una Constitución que los ecuatorianos tendemos a violar tantas veces...




3 comentarios:

gataeneltejado dijo...

Súper acertado tu comentario, consideremos que Dios es parte de un todo al que debemos respeto pero no necesitamos tenerlo nombrado en la constitución para agradarlo...son nuestros actos los que deben ir en pro de ello.

Un abrazo bonilazo!

Anónimo dijo...

que tal si empiezan poniendo,A DIOS ROGANDO Y CON EL MASO DANDO.Babosos mojigatos.

barceludena dijo...

Acaso el tomar en cuenta a dios va a cambiar de manera radical la situación del país? vaya tontera