domingo, 9 de noviembre de 2008

Viaje al CUYABENO

No he "posteado" nada en estos días, y ya se me está pasando el tiempo de reseñar mi pequeño viaje al Bosque Inundado del Cuyabeno. Del 1º de noviembre hasta el 4 disfruté de un paisaje maravilloso, de la sensación corporal del clima de la Amazonia, de tomar fotos, caminar, observar una fauna diferente, y finalmente de zambullirme dentro de ese gran espejo que es el lago del Cuyabeno. ¡Fue algo increíble!
Nos hospedamos en el campamento "Cabañas del CUYABENO" que goza de la particularidad de estar enclavado directamente en el lago, lo cual lo convierte en un sitio único.
Si bien el paisaje amazónico siempre tiene su encanto yo encuentro preferible visitarlo durante la época lluviosa, pues de diciembre a abril, aproximadamente, el lago se seca. Antes de que esto suceda siempre se puede ver los famosos delfines rosados, caimanes y, si uno tiene suerte también se podrá ver una anaconda (como fue el caso de unos turistas suertudos que la vieron el día anterior a que yo llegue).
En fin, no quiero abundar en palabras y paso a compartirles unas pocas imágenes que logré captar allí.


El impresionante efecto de espejo que se produce en el lago todo el tiempo.





¿Una nube de árboles?


¿Cuál es la imagen "correcta"? ¿La primera o la segunda?


Pues sí. Es la primera. Pero tranquilamente podría ser ésta de aquí para zambullirse por primera vez en el cielo...





Aquí la prueba de algo que algunos científicos ya andaban sospechando. La existencia del "Caricaturensis Monstris" en el lago Cuyabeno. Algunos piensan que es un especimen totalmente inofensivo, hasta que lo hacen enojar y se sumerge en un mar de tinta...

Amigos, verdaderamente les recomiendo hacer este viaje. ¡Es realmente fantástico!

5 comentarios:

-José Antónimo- dijo...

Chéveres las fotos, felicitaciones. Me gusta la idea de zambullirse en el cielo.

¿Qué tan complicado es el viaje?

BONIL dijo...

Lo más complicado para mí fue... decidirme. Porque, claro, te dicen que debes viajar no sé cuánto tiempo por tierra, otro tanto canoa, pero soy sincero y te digo que no se me hizo para nada pesado. Tomé el vuelo a Lago Agrio (25 mins.) luego dos horas en buseta hasta llegar al sitio donde tomas la canoa (2 horas) y vas disfrutando de un paisaje muy chévere hasta llegar al campamento. Realmente rico el paseito.

kap dijo...

¡Caramba!
por eso no te hemos visto el pelo por Alcalá... yo también lo tendría claro.
Un abrazo,

BONIL dijo...

Aunque en Alcalá igualmente se asiste a un paisaje salvaje, lleno de especímenes únicos. Solo que en vez de fotografías se sacan... caricaturas.

Mel dijo...

¡Qué lugar tan lindo!
Las fotos están alucinantes y el efecto espejo del lago es increíble.
Ojalá pueda ir a conocer muy pronto, ¡parece un sueño!