lunes, 5 de octubre de 2009

Mercedes Sosa

2 comentarios:

Víctor dijo...

Ufff, ¿será que me crié con mis abuelos?, ¿será que pienso como lo hago por ser ochentero y haber vivido la guerra fría?, ¿será que el judío de mi abuelo me enseño a rechazar todo lo que sea rojo?, ¿será que soy así por ser judío?.

No se que le pasa a la gente, idolatrando a esta señora que se pasó la vida llorando y acompañando en sus llantos a las madres de los criminales secuestradores y asesinos sanguinarios de las guerillas izquierdistas Argentinas.

Esta señora Sosa, se la pasó cantando a la izquierda, acompañando a cuanto sinverguenza rojo buscaba sustentar sus absurdas y psicopáticas ideologías.

¡Demonios!, ¡una comunista menos, gracias Dios!, que no descanse en paz nunca... ¡Y QUE SE PUDRA EN EL INFIERNO!.

MicaelaDA dijo...

Víctor, qué palabras más alentadoras y positivas!
Sólo espero que no se te pudra el hígado por tanto odio que llevas dentro.

Micaela