martes, 12 de enero de 2010

El proyecto Yasuní

El presidente calificó de "vergonzosa negociación" a la que llevó a cabo el equipo negociador de Ecuador en la Cumbre de Copenhague. Roque Sevilla (foto) al igual que otra miembro de la Comisión, Yolanda Kakabadse, renunciaron en respuesta a estas declaraciones que, a juicio del primero, son injustas y mal informadas. El apoyo comprometido por España, Bélgica y Alemania, a decir de Sevilla, estaba entre 900 y 1200 millones de dólares, los mismos que irían a un fideicomiso manejado por un grupo en el que el representante del gobierno ecuatoriano tendría la presidencia. Básicamente el destino de ese dinero, según lo estipulaba el fideicomiso, debía ir a operaciones, acciones y actividades de protección de la naturaleza... y no a la discrecionalidad de ningún gobierno. ¿Será eso lo que le molestó a Correa?
Adicionalmente vale mencionar que el Canciller, Fánder Falconí, también renunció, aparentemente en respuesta a esta actitud del presidente, pues debemos recordar que Falconí era uno de los impulsores y mentalizadores de este proyecto que lo que buscaba era dejar el petróleo del campo ITT bajo tierra, y lograr que países desarrollados den dinero a cambio, como contribución para evitar el calentamiento global. Pero Correa se ha enfurecido tanto (¿con el éxito?) que les dijo "quéeeedense con sus centavitos y métanse detrás de la oreja... que empezaremos a explotar en junio" (En realidad él ya ha explotado desde hace rato)

(Enlace a entrevista a Alberto Acosta sobre este tema)

2 comentarios:

David Zambrano. dijo...

Por supuesto, Bonil. Ese es el quid del asunto. A mí no me extraña que Correa con anterioridad haya planeado sabotear el proyecto. Están desesperados, necesitan plata, su majestad no podía darse ese lujo. Y una vez más queda evidenciada su prepotencia y su ramplonería, manifestaciones palmarias de su talante autoritario, lo que no sirve a su proyecto es una porquería, denigra a aquellos que osan discrepar con sus propósitos.

Es un gamonal que trata a todos como peones, inclusive a colaboradores cercanos como Falconí o a personas serias y morigeradas como Sevilla los ridiculiza sin el menor remordimiento, pero queda claro que este sátrapa de democrático no tiene nada, no hay respeto, no hay consideración, no hay tolerancia. Solo abusos y perversión.

Jackeline dijo...

Hola¡

Permiteme presentarme soy Sofía administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a jackiesj0801@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Sofía Castillo