martes, 9 de marzo de 2010

Caricaturista amenazado

"La policía de Irlanda ha detenido este martes a siete personas sospechosas de planear el asesinato del artista sueco Lars Vilks, de 63 años. Al Qaeda puso precio a la cabeza de Vilks en 2007 después de que este exhibiera en una galería de arte sueca varias caricaturas del profeta Mahoma, una de ellas con forma de perro: 100.000 dólares (74.000 euros), con una prima del 50% si los asesinos degollaban al artista como un cordero".
Justamente hace unas semanas, en Bogot, hubo un Foro de Caricaturistas por la paz y la libertad de Opinión. El grupo "Cartooning for Peace" se creó, como ya comenté en un post anterior, a raíz del caso de las caricaturas de Mahomá y las amenazas que surgieron para los caricaturistas que publicaron en el periódico danés Jylands-Poste. Pensábamos que el tema de las amenazas se había terminado. Pero vemos que la cosa va Mahomenos en serio...
Si el artista Lars Vilks hizo una provocación barata al dibujar a Mahoma como un perro es un asunto que todavía quedará para el debate. Lo que resulta inaceptable es que sus seguidores quieran morderlo... en la yugular.

2 comentarios:

Viviana Icaza dijo...

Cómo está el mundo, cada día más loco. Quién es Mahoma comparado con Jesús, pues nadie. A Jesús en vida lo insultaron y blasfemaron, y además cuántas veces hemos visto dibujos, figuras y tantas barbaridades que se han hecho utilizando la crucifixión. Si Mahoma estuviera vivo seguramente lo perdonaría y hasta se reiría.

MicaelaDA dijo...

Estoy de acuerdo con Viviana. Me parece que los islamistas usan a Mahoma sólo como excusa. No creo que el profeta haya sido impulsivo y enfermo como estos asesinos (ofrecer 100.00 dólares de premio si degollan a Vilks como un cordero!!!).
Algo similar le sucedió a Theo Van Gogh en Holanda. En ese caso lamentablemente sí cumplieron su propósito y lo asesinaron.
Estas gentes incluso matan a sus hermanas cuando ellas manchan "el honor" de la familia. Aquí en Alemania ha habido ya varios casos. Qué terrible! Esa gente esta loca!
Para mí ellos representan una especie de dictadura en contra de libertad de opinión. Ya nadie quiere atreverse a hacer bromas o burlarse de ellos. Las mujeres musulmanas que luchan publicamente en contra de los matrimonios arreglados también son víctimas de acosos y amenazas de muerte por parte de ellos, como le pasó a Hirsi Ali. Mientras vivía en Holanda tenía que ser escoltada 24 horas al día y cambiar de domicilio constantemente para no ser blanco fácil de algún atentado.

Un abrazo desde Hamburgo!

Micaela