martes, 6 de julio de 2010

Amor bicentenario...

Simón Bolívar debe estar retorciéndose en su tumba por tanto manoseo que le hacen a Manuela Sáenz. A su memoria histórica, claro. Porque a lo otro es casi imposible, pues sus verdaderos restos no existen. Ya sabemos que fue enterrada en fosa común y lo que hoy se pasea por la "América Bolivariana" son cofres que contienen tierra de Paita, en donde murió.
Hugo Chávez y Rafael Correa en celestinaje revolucionario post mortem hicieron posible que los restos de Manuela Sáenz reposen junto a los del Libertador. Un homenaje en el que juntaron los polvos de ambos luchadores. Cada uno en su cofre mortuorio, es verdad. Pero juntos, al fin.
Si bien este movimiento de tierras no tiene nada que ver con la revolución agraria debemos reconocer que es un gran avance revolucionario porque a más de ascenderle a Manuela a Generala le han ascendido con este acto a esposa y compañera oficial del Libertador ¡Por fin reunida la pareja revolucionaria en el panteón de Caracas! Junto al Padre de la Liberación, está la Madre. La revolución será total, cuando la familia esté completa y lleven los restos del Hijo de... la Revolución Bolivariana también al panteón.

5 comentarios:

Ernesto dijo...

Estoy de acuerdo, a mi tampoco me cuadra que utilicen los restos de personajes historicos como los de Manuelita Saenz para emitir toda una algarabia mediatica.

Pero en lo que no estoy de acuerdo es en la insinuacion o el deseo de una posible muerte del presidente Correa o Chavez. Ojala me equivoque y haya sido una mala interpretacion mia, porque realmente me extrañaria de ti Bonil...

Hasta luego.

BONIL dijo...

No, Ernesto. No deseo la muerte de nadie. Pero fíjate que, por ejemplo, aunque yo no deseo mi muerte para nada, sé que tarde o temprano llegará. No será tan trascendente, como la de Chávez, pero ocurrirá pese a que yo no lo quiera. De modo que mis deseos en ese sentido son inútiles.
Ahora a mí me parece que en ocasiones más bien es Chávez quien desea matarnos. De risa. Pero matarnos. Y si no me crees, te invito a escuchar sus discursos rimbombantes y delirantes...

David Zambrano. dijo...

Hablando de mitos, y de mitómanos.

Bonil, yo sí deseo una muerte para Chávez, su muerte política.

Porque esa muerte abre la posibilidad de detener, en la capital del ¨paraíso¨ del socialismo del siglo XXI, todas estas muertes, que no son hilarantes:


http://calidaddevida.eluniversal.com/2010/07/06/suc_ava_65-asesinatos-en-el_06A4140053.shtml

Ernesto dijo...

Si, bueno no es lo mismo el "saber" que todos vamos a morir, que el "desear" la muerte de alguien. Si me he equivocado, ofrezco las debidas disculpas. Si no, creo que es algo para reflexionar.

A mi tampoco me parece que Chavez sea un tipo muy "iluminado" que digamos, pero vaya que sabe entretener a la gente. Tendra sus detractores, pero creo que hasta ellos disfrutan discutir con el.

Chavez es el geminis de George Bush.

Víctor dijo...

Manuela Sáenz no puede ser la esposa porque Bolívar era viudo y juró nunca mas volverse a casar, a lo que ascendieron a Manuela es a primera cortesana oficial, porque el puesto de esposa lo ostenta: "Doña María de la Concepción Palacios y Blanco".