lunes, 16 de agosto de 2010

La noche de mi libro FUE TU CULPA

Aquí vemos a Bernard Fougères apoyando firmemente su tesis sobre el Humorismo.
Bueno... más bien sobre el podio... o contra el podio, pero apoyándola fuertemente. El público corroboró su tesis y lo demostró en sus rostros, como consta en la foto.


No siempre once hacen un equipo de fútbol. En ocasiones, como en ésta, simplemente hacen una foto previa al inicio del coctel. Constan las señoras directivas del Teatro Centro de Arte, el Vicealcalde de Guayaquil Guillermo Chang, Bernard y el caricaturista.
"Bonil, eres un sinvergüenza... con las vergüenzas bien puestas", fue el piropo que este loco tan simpático y que apreciamos tanto, me obsequió aquella noche. Un abrazo sentido, afectuoso y cómplice. ¡Gracias Bernard!


Aquí me vi obligado a hacer un dibujo en vivo para liberar de dudas a quienes pensaban que quien hacía las caricaturas era mi perro. Cierto que a veces parecería, pero no podía dejar ese cabo suelto...


La reportera del segmento "En Corto", de Teleamazonas me hizo unas preguntas que más bien, en mi caso más que para "En corto" debían ser para "En Flaco"

El título de mi libro FUE TU CULPA desató la insistente pregunta ¡de quién mismo es la culpa? Tanto que incluso el mismísimo presidente Correa llegó a preguntar en mi dibujo: "¿Cuál fue el estúpido... que tuvo la culpa?!"

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Usted es un gran artista. Lo felicito y le deseo muchos más éxitos.

Anónimo dijo...

Usted es un gran artista. Lo felicito y le deseo muchos más éxitos.

Nando dijo...

Grande Bonil !!!

Felicitaciones por tu nuevo libro

un abrazo desde Buenos Aires
Nando

BONIL dijo...

Hubo una época en que recibir un "anónimo" era señal de amenaza. En este caso fue un ANONIMO de estímulo jjaja. Gracias

Querido NANDO, gracias por tus saludos y tu visita. Aquí seguimos pedaleando para promocionar este nuevo hijo.Un abrazo para ti querido amigo

Gallo Pelón dijo...

Felicitaciones Bonil.

Talento de exportación, aunque a veces hay que ser egoísta para no quedarnos sin humor...y qué nivel de humorista que tenemos.

Éxitos y suerte.